miércoles, septiembre 23, 2020
Inicio Cataluña El Hospital del Mar, pionero en el Estado en el uso de...

El Hospital del Mar, pionero en el Estado en el uso de la radioterapia para curar arritmias del corazón! ACN! directe! cat

Miércoles, 20 de marzo de 2019 14:19 h
El Hospital del Mar, pionero en el Estado en el uso de la radioterapia para curar arritmias del corazón
La técnica se aplica cuando no son viables los tratamientos habituales y los pacientes se ven abocados a un transplantamentACN Barcelona.-El Hospital del Mar es el primero del Estado y uno de los primeros del mundo que utiliza la radioterapia para tratar arritmias del corazón. Esta técnica pionera ya se ha aplicado en un paciente. La iniciativa es fruto de la colaboración entre los servicios de Cardiología, Oncología Radioterápica y Radiología, y permite tratar a los pacientes que han recibido los tratamientos habituales sin éxito y se ven abocados al trasplante cardíaco. La aplicación de esta técnica para el tratamiento de las arritmias tiene su origen en Estados Unidos, donde se ha utilizado en una veintena de casos. Se aplica una dosis muy elevada de radiación en una sola sesión en la zona del corazón donde se origina la disfunción para crear una cicatriz en el área y eliminar así la arritmia.
            (Esta noticia actualiza la anterior con el mismo titular añadiendo declaraciones de dos doctores y del paciente) En concreto, se aplican 25 Grays, cuando la dosis habitual es de 2 Grays para tratar los casos de cáncer. El Hospital del Mar es uno de los pocos centros del Estado que puede aplicar esta técnica gracias a la tecnología que tiene a su alcance, que permite definir el movimiento causado al corazón ya la respiración y hacer esta intervención sin lesionar otros órganos y estructuras próximas al corazón. Se trata de una intervención de corta duración, sólo 30 minutos, que se hace bajo la supervisión de un cardiólogo para hacer frente a posibles complicaciones. Los pacientes que se pueden beneficiar son enfermos con patología epicárdica, es decir, en los que la arritmia tiene su origen en la zona exterior del músculo cardíaco. También aquellos con patologías isquémicas en que la lesión se sitúa en la zona externa, pacientes con afectación cardíaca por enfermedad de Chagas o de otras con alguna afección isquémica en fase de cicatriz que afecta el epicardio ya la que no se puede acceder desde el interior. En todos estos casos la zona a tratar es de difícil acceso mediante las técnicas habituales para cateterismo. El primer paciente tratado es un hombre de 64 años que sufre una patología llamada displasia arritmogénica del ventrículo derecho, en la que el músculo cardíaco se ve sustituido por tejido adiposo, y en éste se producen de forma más fácil arritmias ventriculares. En este caso ya se había sometido sin éxito a tres ablaciones para intentar resolver el problema, la última el pasado octubre. El enfermo llevaba insertado un desfibrilador en el corazón para evitar paradas, pero el aparato ya no era útil debido al daño que la enfermedad había generado en el músculo cardíaco. La intervención se hizo el 21 de diciembre y hasta ahora las arritmias han desaparecido del todo, sin efectos secundarios debido a la radiación. Con esta técnica la respuesta a la radiación es más lenta y los efectos positivos tardan un poco más. Este caso es el segundo con esta patología tratado al mundo con radioterapia. La displasia arritmogénica del ventrículo derecho es una enfermedad rara, de origen desconocido y descrita originalmente hace sólo 42 años. Se desconoce la incidencia exacta, aunque es más habitual en hombres y tiene una prevalencia más alta en atletas y deportistas. Determinar el movimiento del corazón es clave antes de irradiar El jefe del Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital del Mar, Manuel Algara, explicó que durante todo este proceso han trabajado especialistas en oncología, radioterapia y cardiología. Después de hacer un escáner en cuatro dimensiones pudieron constatar que la zona a tratar se movía tres milímetros debido a la respiración y el latido. Entonces se planificó por donde debía entrar la radiación para evitar afectación de otras zonas, como el pulmón o el resto del corazón. Algara destacó que la tecnología que tiene el Hospital del Mar permite tratar sin filtro, lo que hace que se pueda aplicar la radiación de forma mucho más rápida. En este caso, se aplicó una dosis muy elevada en sólo cuatro minutos. Alargar este tratamiento en el tiempo hubiera sido difícil en cuanto al control del movimiento. El director de la Unidad de Arritmias, Julio Martí, ha concluido que este tratamiento era «la última bala» que le quedaba a este paciente, ya que el resto de opciones no habían funcionado y ya sólo quedaba la opción del trasplante , sin saber si era un candidato válido. También ha explicado que el paciente llevaba catorce días seguidos con taquicardia. El tratamiento «le ha cambiado la vida». De todos modos, ha defendido que la radioterapia debe ser el último recurso, cuando el resto de tratamientos no funcionan. Remarcó que hay que hacer primero la ablación para intentar solucionar el problema y también para saber exactamente cuál es la zona a tratar. El paciente, Mushtaq Ahmed Arayan, explicó que ya hace tres meses que se encuentra muy bien, y que antes no tenía ganas de hacer nada.
          

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

Most Popular

Las principales ligas juveniles arrancarán el 31 de octubre con subgrupos, dos fases y arrastre de puntos

Los dos principales equipos juveniles de la ciudad, Centro de Deportes y Mercantil, ya conocen los calendarios de sus respectivas ligas, aunque todavía falta...

Recent Comments